Portbou, punto de unión con Europa

Portbou

Se dice que la Costa Brava va de Balmes a Portbou. Este último punto se localiza en la comarca del Alt Ampurdá y está catalogado como el pueblo más septentrional del Mar Mediterráneo, con una orografía bastante accidentada debido a su situación, frente al Golfo de León; tiene en su haber una de las mejores playas de nuestro país, bandera azul incluida, la llamada Playa del Pi. Apta para todo tipo de deportes acuáticos, gracias a sus aguas cristalinas, el surf, el kayak, la vela o las inmersiones submarinas son tan sólo algunas de las actividades que podrás practicar en ella.

Su situación en un valleha hecho, además, que el desarrollo urbanístico no haya hecho especial mella en él, por lo que sigue siendo un pequeño y coqueto pueblo marinero rodeado de naturaleza (Portbou es fronterizo con los Pirineos).

Su playa de mayor tamaño, la Platja Gran, que se localiza frente al puerto deportivo, goza de una inusual tranquilidad incluso en los meses de verano. En ella se pueden contemplar los barcos clásicos de la zona, sobre todo los conocidos como “llaguts” catalanes que antiguamente eran usados para la pesca y que, en nuestros días, se utilizan como embarcaciones de paseo que son tripuladas por los veraneantes. Otros de sus arenales son las playas Tres Platjetes, la Playa de Claper o la Playa de les Fresses.

En el núcleo urbano existen numerosos cafés, restaurantes, chiringuitos y tiendas, famosas estas últimas por surtir de productos especialmente buscados por los que cruzan la frontera, como pudieran ser el tabaco o el alcohol, aunque también la ropa y el cuero tienen precios mucho más bajos que en el país vecino.

En este sentido Portbou también es famoso por su estación de tren, que en su época resultó fundamental a la hora de comunicar a España con el resto de Europa.

Etiquetas: ,

Categorias: Costa Brava

Imprimir



Deja tu comentario