- Costas y Playas de España - https://costasyplayas.com -

La Playa del Camello en Santander

El rugido impetuoso del Cantábrico vibra con fuerza en Santander. Me dice un lugareño que este mar es un mar de extremos: o se muestra fiero o con una calma apacible que invita al paseo o a darse un chapuzón si el tiempo lo permite. En Santander, en una pequeña ensenada situada entre la Playa de la Concha y el Palacio de la Magdalena, se encuentra la coqueta Playa del Camello.

No es una playa muy grande, apenas cuenta con unos doscientos metros, y su nombre deriva de una de las formaciones rocosas de la playa, con forma de camello, que puede verse especialmente durante la bajamar. De arenas doradas, cuenta con muy buenos servicios, como parking, duchas, limpieza diaria, servicios y vigilancia además de diferentes alojamientos y hoteles baratos en las cercanías. Al estar en pleno centro urbano es una playa a la que suele acudir mucha gente, por lo que lo más recomendable es acudir temprano a ella.

Desde el paseo marítimo se puede comprobar que su oleaje es moderado. Yo os recomendaría venir a pie, especialmente en verano, ya que, a pesar del aparcamiento, se llena muy pronto. La playa cuenta también con un pequeño chiringuito, para comprar algunas bebidas, aunque si vais a quedaros todo el día en la playa lo mejor es traer la comida de casa.

Fijaros en el enorme peñón que hay en uno de los extremos. Si subís a ella, con cuidado, tendréis una vista panorámica preciosa, especialmente de las otras playas de la ciudad, además de la estatua de un niño. Cerca de aquí tenemos algunos puntos interesantes a visitar, como el Museo del Hombre y la Mar, el Mini Zoo, el Palacio de la Magdalena y el Parque de la Magdalena, además de dar un paseo hasta la Playa de la Concha.

– INFORMACIÓN SOBRE LA PLAYA DEL CAMELLO EN SANTANDER

Foto Vía Lo que se Ve y Oye