- Costas y Playas de España - https://costasyplayas.com -

La playa de Guadamía, Asturias

En Asturias, entre los concejos de Llanes y de Ribadesella, se encuentra una de las playas más bonitas y con más encanto de toda la región, la playa de Guadamía. Se trata de una playa prácticamente fluvial, que desagua en el río del mismo nombre y que sirve como frontera entre ambos municipios.

El río tiene tan sólo 7 kilómetros de longitud, que discurren desde la Sierra del Cuera y va descendiendo a través de hermosos paisajes hasta desembocar en el mar, a la altura de lo que se conoce como castro Arenes en la citada playa, también llamada Playa de Llames. Al hacerlo, la erosión del agua ha ido esculpiendo una estrecha garganta que se ha acoplado a la imagen del río a la perfección, proporcionando una imagen realmente bella para el espectador. Es más, en la zona que está justo antes de Guadamía, se forma una marisma que los habitantes de la zona llaman La Siatera y que es una especia de fiordo de aguas mansas.

En este sentido, la playa es poco más que un conducto estrecho y alargado que se abre paso entre los acantilados y que, a simple vista, resulta difícil decidir si forma parte del propio río o, más bien, pertenece al Mar Cantábrico. Como resultado de todo ello, la playa de Guadamía es la más protegida contra los embistes del mar de todo el litoral del oriente asturiano, lo que hace que las condiciones para el baño sean las más idóneas en cuanto a lo que a seguridad se refiere (en las inmediaciones de la orilla la profundidad del agua es mínima, lo que la hace perfecta para los más pequeños).

Cuando la marea está baja, el arenal se hace mucho más grande y deja un amplio espacio para los juegos y para tomar el sol con comodidad.

Longitud: 80 metros

Anchura: 125 metros

Oleaje: Fuerte

Arena: Blanca

Servicios: Paseo marítimo, acceso con coche, autobús, aparcamiento, puesto de Cruz Roja

Foto Vía: Playas Sinsopa