- Costas y Playas de España - https://costasyplayas.com -

Elantxobe, un pueblo de costa muy especial

Confieso que soy un enamorado de la costa de Vizcaya, y confieso ya de paso que me encantan esos pueblos que se esconden entre los abruptos relieves que bordean el mar Cantábrico. Así llegamos a Elantxobe, un pueblo que considero muy especial pese a que, por ejemplo, no tenga un gran patrimonio arquitectónico del que presumir como otras poblaciones.

Y es que ciertamente es muy pero que muy difícil levantar un patrimonio en un lugar donde ya de por sí es difícil levantar un pueblo. Eso es lo que hace a Elantxobe ciertamente especial, su ubicación en la ladera de una montaña que se conoce como el Monte Ogoño. A los pies de esta inmensa mole, allá por el siglo XVI, un grupo de pescadores encontró la suficiente protección como para quedarse a vivir y fundar un puerto y un pueblo.

Ese puerto pesquero hoy es puerto deportivo. A partir de ahí y hasta arriba, el pueblo de Elantxobe. Salvo en una zona de llanura, que se aprovechó para levantar la Iglesia de San Nicolás de Bari, el resto es todo cuesta. Resulta muy curioso, a ratos incluso divertido, ver como la arquitectura pelea por salvar los desniveles. Aunque será un poco costoso, te recomiendo que recorras la población a pie y que disfrutes de cada rincón de la misma hasta subir al Mirador de Tala para disfrutar de las vistas.

Después, os recomiendo que os atreváis con la subida al monte Ogoño, siguiendo un sendero que comienza en el cementerio local. Desde la cima de este cabo, aunque no muy alta pues sólo se levanta 300 metros sobre el mar, se tienen unas estupendas vistas del pueblo, de toda la costa y hasta de Mundaka y su ría.

Y ya por último, y si el tiempo acompaña, qué menos que darse un chapuzón en el mar. Para eso, puedes acercarte a La Laga o a La Laida, que son las dos playas más cercanas a a población.

PARA CONTINUAR EL RECORRIDO…

Foto Vía: Flickr