Cala Carbó, en Ibiza

Cala Carbo

Una de las cosas que caracterizan a la isla de Ibiza es, además de su gran oferta de ocio y su vida nocturna, la belleza de sus calas. En este sentido, Cala Carbó se constituye como un magnífico ejemplo de un pequeño y acogedor arenal, de no más de 50 metros de largo por otros 50 de ancho, que se encuentra protegida por un bello entorno natural: varias colinas rodeadas a su vez por pinos que da lugar a una hermosa costa escarpada que envuelve toda la cala.

Se ubica en el término municipal de Sant Josep, y a ella tan sólo podremos llegar bien por carretera (aunque no hay servicio de autobuses) o por barco. A este respecto, para llegar a ella y si te encuentras en la carretera de San Josep con dirección a Cala Valdella, deberás girar a la izquierda justo después de encontrarte con el cruce para ir a Cala d’Hort: no te preocupes, está bien señalizado.

Aunque, como decimos, de pequeñas dimensiones en Cala Carbó podrás encontrar un par de restaurantes próximos, donde disfrutar de una buena comida a base de pescado fresco o de arroz (poseen una buena variedad de este último) y donde el plato típico es el llamado “guisat de peix” el cual, como su nombre indica, es un guiso a base de pescado que, estamos seguros, te encantará aunque el pescado no sea tu predilección.

La zona, no obstante, es bastante tranquila y si lo que quieres es escapar del mundanal ruido podrás alquilar algún apartamento en las cercanías. Además, Cala Carbó no está para nada masificada por los turistas, siendo su afluencia de público escasa.

No lo dudes, escoge este pequeño paraíso ibicenco para relajarte y desconectar de tu día a día: tan sólo te acompañará el sonido del mar y las cigarras. ¿No suena apetecible?

Largo: 50 m
Ancho: 50 m
Arena: Gruesa y con guijarros
Oleaje: escaso
Servicios: restaurantes, sombrillas, chiringuito

Etiquetas: , ,

Categorias: Costa de Baleares

Imprimir



Deja tu comentario