Cabrera, en las Islas Baleares

Archipiélago-de-Cabrera

Situado frente a la costa sur de Mallorca, y perteneciente a su término municipal (concretamente al barrio distrito de Santa Catalina), el archipiélago de Cabrera (compuesto por la isla de Cabrera y 19 islotes) y su ecosistema permanecen intactos a las huellas del turismo, que tanto ha afectado a las Islas Baleares, gracias a la presencia militar que se asentó en ella desde el año 1916.

Este enorme privilegio ha provocado que, desde el 29 de abril del año 1991, su ecosistema se haya integrado en lo que se ha venido a denominar el Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera.

En cuanto a su historia, hay que decir que por este archipiélago han pasado la mayoría de las grandes civilizaciones mediterráneas (fenicios, cartagineses, romanos y bizantinos), de él la isla más importante es la que ostenta su mismo nombre y cuyo litoral resulta muy escarpado, poseyendo un buen número de acantilados de extrema belleza (como los na Picamosques, cabo Ventós o la Punta Anciola), así como calas, playas (tanto de arena como de cantos rodados) y hermosas cuevas litorales, como por ejemplo la de sa Cova Blava.

Es importante saber que el archipiélago es la continuación natural de la Sierra de Levante (en Mallorca) a la que se encontraba pegada hace unos 12.000 años. Los terrenos de la isla están por tanto conformados de roca calcárea (que ha provocado cuevas con lagos subterráneos de unas magnitudes considerables), calizas terciarias, margas y dolomías muy parecidas a las que podemos contemplar en la isla de Mallorca.

Además, desde alta mar se pueden observar los magníficos efectos que han producido la estratificación y los encabalgamientos de los diversos materiales, lo que garantiza una vista de este fenómeno natural espectacular.

Con una extensión máxima de 7 kilómetros y una anchura total de 5 kilómetros, Cabrera alberga un buen número de secretos que no te arrepentirás de conocer.

Foto Vía: Elena 95 Blogspot

Etiquetas: ,

Categorias: Costa de Baleares

Imprimir



Deja tu comentario