- Costas y Playas de España - https://costasyplayas.com -

Benidorm, paraíso de turistas en el Mediterráneo

Benidorm se ha posicionado a lo largo de los años como un destino turístico de gran relevancia, tanto a nivel de la Península como en toda Europa. Y es que Benidorm cuenta con atractivos suficientes para acoger a una oleada de turistas durante casi cualquier época del año.

Playas impresionantes, gente increíble, una gastronomía típica que hace las delicias de los turistas y una oferta muy elevada de alojamiento y ocio. Todo ello hace muy difícil competir con Benidorm, que cada año acoge con los brazos abiertos a miles y miles de turistas de todo el mundo.

Situada en la Marina Baja, bañada por el Mediterráneo más cristalino, Benidorm se levanta imponente, mostrando un particular contraste entre la tradición y la evolución (visible por sus rascacielos a la orilla del mar) que además es abrazada por un gran número de montañas.

Un paisaje totalmente atípico que encandila a todo aquel que tiene la oportunidad de viajar hasta allí. Todo ello acentuado por un clima privilegiado, muy mediterráneo, que incentiva el turismo todo el año.

Lo fácil es hablar de sus playas, ya que cuenta con rincones de un encanto mágico. Pero además, Benidorm cuenta con otros atractivos monumentales  como la Torre Punta del Cavall, declarada Bien de Interés Cultural, el Tossal de la Cala, restos de un poblado ibérico, la Iglesia de San Jaime y Santa Ana o la Isla de los Periodistas, lugar en el que las leyendas inundan la atmósfera recreando escenas mitológicas con el mismísimo gigante Roldán.

A este compendio de playa y cultura se le puede sumar una variada oferta de parques temáticos, como Terra Natura, Mundomar, Aqualandia y Terra Mítica. Por tanto viajar a Benidorm con niños será una excelente opción.

En cuanto a los hoteles, existe una variedad abrumadora. De todas las clases y gustos. Desde los hostales más modestos hasta los edificios más lujosos y modernos que podamos imaginar. Una extensa carta de alojamientos  que se complementan con un gran número de lugares para comer, tanto platos típicos de la tierra (como paella o arroz al horno) como una amplia selección de cocina internacional.

Playas de Benidorm

Hace años que las playas de Benidorm cuentan con prestigio internacional. La longitud, amplitud, cuidado y seguridad las convierten en un referente en la costa levantina, cada una de ellas con una característica diferenciadora.

La playa de Levante es la que está más masificada, la más conocida y visitada por los que además de sol buscan diversión. Esta playa cuenta con una amplia oferta de restauración en su alrededor, además de con una buena variedad de cosas que hacer, como esquí acuático, motos de agua, parapente e incluso submarinismo. Para los más pequeños, cuenta también con toboganes y columpios. Es una playa amplia, de tres kilómetros de longitud, cuya arena fina y clara cuenta con una pequeña pendiente hacia el mar y que cuenta con la bandera azul por su calidad y servicios.

Playa de Levante, Benidorm

La playa de Poniente es bastante más tranquila que la bulliciosa playa de Levante. De cuatro kilómetros de longitud, ahora cuenta con un paseo marítimo en el que hay miradores al mar desde la que, además, hay unas fantásticas puestas de sol. Situada en la parte vieja de la ciudad, también es de arena blanca y fina y con una leve inclinación hacia el mar.

La playa de Mal Pas es la menos conocida y, por tanto, la menos transitada. Es más bien una pequeña cala de solo 120 metros de longitud a la que se accede desde el puerto o bien bajando directamente desde el castillo. Es de arena blanca y fina y un mar generalmente tranquilo.