Banyalbufar, construido al lado del mar

Playa Banyalbufar

Situado en la costa oeste de la Isla de Mallorca, en plena costa de Baleares, a apenas 30 km de ésta, encontramos un paraíso particular al más puro estilo balear. Sus estructuras de piedras y sus floreadas calles le otorgan aún más encanto a sus playas paradisiacas.

Un pueblo obligado a visitar, si se quiere pasar unas vacaciones tranquilas. Aunque su tradición se ha basado siempre en la pesca y la agricultura, hoy en día el pueblo vive gracias al turismo.

La característica más singular de Banyalbufar son los bancales que bajan a modo de escalones, hasta que llegan al mar. Aquí antiguamente se cultivaba la viña malvasía, con la que se elaboraba un vino de excelente calidad, muy apreciado en Mallorca y fuera de Mallorca, al cual incluso se le atribuían propiedades curativas. Una plaga en el siglo XIX hizo desaparecer la viña. A partir de ese momento, y aprovechando la riqueza de sus fuentes se pasó a cultivar hortalizas en los bancales.

La cala Banyalbufar tiene 100 metros de longitud por 15 metros de anchura. Una playa de aguas transparentes situada al pie de un gran desmonte del terreno. Se puede llegar siguiendo el camino que baja por la calle Major, por una cuesta bastante empinada de unos 500 m.

En cuanto a los sitios para visitar en este pueblo, destaca el conjunto monumental de Clastra de sa Barona, formado por un claustro y un torreón defensivo que datan del siglo XVII. En la actualidad alberga un establecimiento hotelero.

Si piensas venir de visita, te interesará saber que el pueblo cuenta con una pequeña oferta de alojamiento: el Hotel Baronia, ubicado en el antiguo palacio de sa Baronia, el Hotel Sa Coma, el Hotel Mar i Vent, el Hotel Son Borguny, el Hostal Rural Ca’n Busquets y el Hotel Rural Ca Madó Paula.

Foto vía: Ziete

Etiquetas: ,

Categorias: Costa de Baleares

Imprimir



Deja tu comentario