Vacaciones en la playa con la mascota

Perro en la playa

Si buscáis una playa silenciosa, alejada del mundo, bella y rodeada de un paisaje lleno de encanto, la Playa del Silencio, también conocida como el Gavieiru, que se encuentra dentro de la localidad de Cudillero, en del Principado de Asturias, es ideal para una magnífica escapada de fin de semana.

Esta preciosa playa conocida por ser una de las más bellas de toda la Costa Occidental, se encuentra muy cercana al pueblo de Castañeras, además de encontrarse dentro del Paisaje Protegido de la Costa Occidental.

Se trata de una playa en forma de concha, que posee una longitud que no supera los 500 metros de longitud y que se encuentra llena de arena dorada y fina, conjugada con algo de grava y de cantos. Los lugareños llaman a esta playa cariñosamente, el Gaviero del Silencio, posiblemente por la colonia de gaviotas que suelen anidar en el acantilado que cierra esta playa.

Su nivel de ocupación a lo largo del año, es bajo por lo que, se trata de una playa destinada a poder desconectar de todo el estrés acumulado durante el año, disfrutando de su increíble paisaje y de su absoluto silencio. Por su situación, posee unos accesos que no son muy buenos ya que, al ser una playa virgen y alejada de los grandes complejos urbanos, no posee ningún servicio para sus visitantes.

En sus alrededores podréis ver unos islotes increíbles que poseen tamaños desiguales que cierran esta bella playa por todos sus márgenes. Esta fantástica playa suele ser frecuentada por pescadores deportivos y numerosos aficionados a la pesca submarina, ya que sus aguas suelen estar casi siempre en calma y bucear en ellas es considerado un auténtico lujo.

En el fondo del mar podréis encontrar desde mejillones, merlos, lubinas hasta una gran número de percebes que se localizan en las rocas de sus canales.

Tal y como podréis ver a primera vista, si la visitáis, su principal atractivo está en su increíble conservación, por lo que exige un respeto medioambiental por parte de todos sus visitantes.

Un lugar mágico, donde poder pararos a mirar el horizonte y ver una puesta de sol que no olvidaréis.

Desgraciadamente, no en todas las playas se admiten la presencia de perros o mascotas en general. Llega el verano y de nuevo se convertirá en una época conflictiva de cara al abandono de animales. Aunque a muchos nos parezca increíble son bastantes los que llegan a la época estival y su mascota, aquella que tanta compañía y fidelidad les otorga, se convierte en un estorbo. No quieren llevarla a sus vacaciones pero también es una molestia para ellos buscarle un acomodo temporal. Piensan que no hay solución y optan por la solución más sencilla para ellos, y al mismo tiempo, más irreponsable: el abandono.

Por favor, antes de dejarlas atrás a su suerte, recordad que opciones hay y muchas. Desde simple y llanamente buscar sitios de vacaciones donde admitan mas cotas de modo que nos acompañen, hasta dejarla durante el tiempo que estemos fuera en casa de un familiar o amigo, o si ésto nos parece cargarlos con una responsabilidad, dejarlos en una guardería animal, los “hoteles” para perros que cada vez proliferan más, y que tan bien te lo cuidarán mientras estés por ahí. Es un gasto más, cierto, pero hay que asumirlo, como uin miembro más de la familia que es.

Hoy quería aprovechar este artículo sobre la bellísima Playa del Silencio para abogar por una ONG que tiene unos ideales admirables: luchar contra el abandono animal y buscarle hogar a todos aquellos que han sido abandonados y que se encuentran solos. en su web podréis encontrar el perro que os haga compañía. Ellos fomentan desde su web las adopciones de perros, algo que más de uno debería tener en mente cuando se decide por buscar compañía. Ellos te lo agradecerán, y te lo demostrarán. Te lo aseguro.

Etiquetas:

Categorias: Costa Verde

Imprimir



Deja tu comentario