La Isla de Arosa, turismo de mar en las Rías Baixas

Illa de Arousa

El 2 de octubre de 1982 se colocaba la primera piedra del puente de A Illa de Arousa, una estructura en curva que fue única y pionera en su momento. Un puente de casi dos kilómetros de longitud (el más largo de la región) que comunicaba esta isla de la ría del mismo nombre con Galicia.

Las obras de construcción se iniciaron en Vilanova de Arousa, y poco a poco fueron llegando hasta O Bao. Una vez allí, y a mediados de 1985, tuvo lugar la inauguración. Esta es sin duda una de las imágenes más emblemáticas de la isla, pero en ella hay mucho más. No en vano cuenta con hasta 36 kilómetros de costa, de los cuales once son de playa. Un lugar muy turístico que la Unión Europea declaró incluso como reserva natural.

Todo un paraíso natural en las Rías Baixas que, a pesar de la masiva afluencia de turistas, no ha perdido ni un ápice de su carácter tradicional. El mar sigue siendo el principal eslabón de la isla. Blancos arenales como los de Camaxe, Camaxinas o Punta Carreirón, rodeados de dunas y pinares en donde el sonido del agua parece golpear el verde de la naturaleza. Muchas de estas playas son distinguidas cada año con la Bandera Azul de la Comunidad Europea.

Esta rica naturaleza de la zona hace que podamos perdernos en numerosas rutas de senderismo. En nuestro recorrido no pueden faltar rincones como el Puerto do Cantiño, los muelles de Chazo o Cabodeiro, el molino de mareas de la Ensenada Brava y, especialmente, el Faro da Illa. Para resumir todo este paisaje en uno podemos subir hasta el Mirador del Santo, desde el que se puede contemplar una maravillosa panorámica de toda la isla y de los muchos rincones que hay alrededor de la ría.

Ni que decir tiene que la visita la hemos de completar degustando lo mejor de la gastronomía. Nada mejor que sentarnos a la mesa frente a los tesoros del mar, como los mejillones, el pulpo, las navajas, almejas, nécoras, centollos, etc…

A Illa da Arousa nos da la bienvenida en cada uno de los metros de su puente. Un lugar turístico por excelencia en Pontevedra, en donde la belleza del mar se funde con las tradiciones populares.

Foto Vía: Surcando

Etiquetas: ,

Categorias: Rías Baixas

Imprimir



Deja tu comentario