La Costa de la Luz en Huelva

Pues en Huelva tenemos ni más ni menos que 120 kilómetros de costa. En los últimos años, muchos de los pueblos pesqueros de la provincia se han convertido en auténticos referentes para el turismo de playa. Si bien antes lugareños y algunos conocidos se acercaban hasta aquí, ahora no hay quien pare al turista extranjero que se deja caer por la Costa de la Luz en Huelva.

La costa de Huelva tiene quizás un encanto particular que muchos otros puntos no tienen. Las playas y calas conviven junto a las marismas y humedales, además de todo un parque nacional como el de Doñana. Si habéis decidido pasar por aquí vuestras vacaciones, no os tiempo precisamente lo que os va a sobrar, con la gran cantidad de actividades que pueden hacerse en Huelva y su costa.

Uno de los rincones claves de la costa de Huelva es Isla Cristina, muy cerca de la desembocadura del Guadiana y de la frontera con Portugal. Este antaño pueblo pesquero, tranquilo y tradicional, multiplica considerablemente su población en verano, que se asoma a sus doce kilómetros de playas. Además, la naturaleza es protagonista desde las Marismas de Islas Cristina.

Pocos kilómetros hacia el este de Isla Cristina encontraréis el complejo turístico de Islantilla, otro de los grandes focos del turismo en la provincia de Huelva. La conocida población de Lepe se beneficia de las playas de este entorno, además de las que se pueden disfrutar en El Rompido, una playa ideal para los amantes del surf. La belleza de esta zona invita también a los amantes de la naturaleza y la fotografía.

A pocos kilómetros de El Rompido tenemos la Playa de El Portil, una de las más bonitas de la provincia, playa que se sitúa entre Cartaya y Punta Umbría, pueblos que también disfrutan de un turismo inusitado en los últimos años. Desde aquí apenas hay diez kilómetros hacia el interior hasta llegar a Huelva.

La línea de la costa onubense podemos continuarla con Palos de la Frontera y, sobre todo, con Mazagón, veinte kilómetros al este de Huelva. Un poco más allá se sitúa tal vez una de las playas más conocidas de la provincia, Matalascañas, especialmente por ser la puerta de entrada del Parque Nacional de Doñana. Desde Matalascañas se puede ver al fondo la silueta de Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz.

La costa de Huelva es un enclave perfecto para unas vacaciones. Pequeños pueblos pintorescos, tres mil horas de sol al año, playas vírgenes, reservas ecológicas y hasta un parque nacional. Difícil encontrar más luz y mejor naturaleza en tan corto espacio.

Foto Vía Travelpod

Etiquetas:

Categorias: Costa de la Luz

Imprimir



Deja tu comentario