La Cala Futadera, en la Costa Brava

Cala Futadera, Tossa de Mar

A pesar de que en zonas como la Costa Brava, el nivel de explotación de sus costas es alto, también podemos encontrarnos aun con algunas calas vírgenes que se alejan de la playa tradicional, llena de servicios y por tanto bañistas. Es el caso de Cala Futadera, un pequeño y recóndito paraíso situado en la localidad de Tossa de Mar, comarca La Selva.

Esta es una cala situada en una zona natural con un grado de ocupación bastante bajo en verano. Está orientada al nordeste, y cuenta con una superficie total de 105 metros de largo y 15 de ancho.

Arena fina y dorada da color a esta hermosa playa virgen que carece de construcción alguna, siendo así una de las pocas playas conservadas de forma intacta en toda la Costa Brava.

La cala no es visible desde la carretera; y es que un gran y escarpado acantilado la oculta a la perfección de la mirada de los curiosos. Así, todo parece prever que el acceso tampoco resultará fácil. Así pues, si estas aguas turquesa al más puro estilo caribeño, nos enamoran, deberemos venir hasta aquí un poco preparados, pues como hemos dicho no hay servicios. Además, es bastante importante que no tengamos vértigo y que estemos un poco ágiles, puesto que el descenso entre tramos de escalera y otros puede ser un tanto difícil y agobiante.

Para llegar al lugar exacto deberemos tomar la GI-682 que sale desde Tossa de Mar en dirección a Sant Feliu de Guíxols. Tras 29 km encontraremos un cartel que reza “prohibido el paso”, y tras este, a unos 100 m nos encontraremos con el final de la carretera. Justo ahí comenzará el primer tramo de escaleras que nos acercará a este rincón lleno de paz y belleza. Una de las playas más tranquilas y recomendables de toda la Costa Brava, además de contar con una belleza impresionante.

Otras playas en Costa Brava:

Foto vía: costabravas

Etiquetas: , ,

Categorias: Costa Brava

Imprimir



Deja tu comentario