La cala de Benirrás, en Ibiza

Cala de Benirras

¡Qué pena que cada verano tengamos que vivir semejantes tragedias naturales! año tras año los incendios asolan auténticos parajes naturales que si bien no se pierden, sí dejan una imagen muy distinta de lo que un día fuera. Es lo que está ocurriendo en estos momentos con la cala de Benirrás, en Ibiza, una playa paradisíaca de la costa balear donde las puestas del sol son capaces de atraparte para admirarla en silencio, una playa, antaño hippie, que hoy día es visita obligada para quienes pasen unos días en la soleada isla balear.

Hace unos días la playa tuvo que ser desalojada porque un incendio que se había iniciado en Sant Joan de Labritja se había extendido a sus cercanías llegando casi hasta los aparcamientos cercanos.

Esta famosa playa ibicenca la forma una cala que está rodeada de montes y pinares. La arena es clara y fina y el litoral deja muchas rocas al descubierto lo que hace que sea muy frecuentada por amantes del buceo y del snórkel. Esta playa fue en tiempos un frecuente lugar de reunión de hippies y aunque aún siguen acudiendo, hoy se mezclan con los muchos turistas.

Los vendedores ambulantes, los puestos y los chiringuitos le dan un caracter festivo a la playa. Incluso, los domingos por la tarde se organizan batukadas. Mientras, en el mar, son bastantes los barcos privados y botes que atracan dispuestos a ver el precioso atardecer que ya se ha hecho conocido en toda la isla.

Y es que allí, al caer la tarde, el cielo se vuelve anaranjado y la silueta del islote que hay frente a sus costas, se recorta, oscuro, contra le horizonte, creando una imagen mágica.

Información sobre la cala de Benirrás, en Ibiza

  • Longitud: 160 metros
  • Anchura: 40 metros
  • Arena: clara y fina
  • Mar: muy tranquilo
  • Distancia: a 10 minutos en coche desde San Miguel

Etiquetas: , , ,

Categorias: Costa de Baleares

Imprimir



Comentarios (1)

Comentarios RSS Feed

  1. pacoibiza dice:

    Buscando alguna informacion y material para una nueva pequeña web que quiero montar he venido a parar aqui, y digo bien parar porque despues de leer me ha hecho recordar y pensar, este año antes de lo que acostumbro que suele ser en junio, ¿sera este el año que al finalizar el verano solo se hayan registrado dos pequeños sustos?. Lamentablemente año tras año es igual no solo en las islas en toda la peninsula, quizas parajes tan espectaculares solo puedan volver a verlos, como los vimos nosotros, nuestros nietos o incluso sus hijos.

Deja tu comentario